proyecto ecoescuela

Tenemos solo un sencillo propósito, el de salvar el planeta que nos acoge.

no somos unos «iluminados»

Somos profesionales que sabemos lo que hacemos.

Los estudiantes plantan árboles

El Proyecto Ecoescuela proporciona todo lo necesario para que cada alumna y alumno de un centro educativo plante un árbol y lo cuide en su casa durante 3 años, pasado ese tiempo, ellos mismos lo replantan en un bosque que haya sufrido un incendio forestal.

Aprenden el valor de la perseverancia y la paciencia

Este es un proyecto a muy largo plazo, los bosques que recuperemos en los próximos años, tardarán entre 30 y 70 años en estar en su apogeo, por lo que el valor más importante que aprenderán los participantes es el de la perseverancia y la paciencia

este proyecto nos trasciende a todos nosotros

El Proyecto Ecoescuela nos trasciende, casi con toda seguridad, jamás te sentarás a la sombra de los árboles que vas a facilitar que sean plantados,  pero las cosas que se tienen que hacer y eso genera una gran satisfacción.

Si quieres ayudar, ayuda

Si alguna vez has tenido la idea de ayudar a nuestro planeta y no encontraste la manera, el Proyecto Ecoescuela te permite multiplicar exponencialmente tu labor, con la misma energía que te costaría plantar un árbol, plantarás miles de ellos.

Un recuerdo para siempre

El Proyecto Ecoescuela no solo dejará un bonito recuerdo para toda la vida en el alumnado, sino que además, dentro de muchos años, ellos podrán visitar y enseñar con orgullo lo que consiguieron junto a sus compañeros de clase y a sus docentes.

Soñadores utópicos

Somos unos soñadores utópicos que creemos que con la ilusión de los más pequeños, la implicación de las profesoras y profesores, más la experiencia de nuestra empresa, podemos recuperar una  parte de los bosques perdidos en nuestro maltratado mundo.

Lo que tu centro escolar transmite:

Formando parte de el Proyecto Ecoescuela, el centro transmite varias enseñanzas muy importantes, que no solo son la importancia de plantar árboles y recuperar nuestros bosques, además, enseña a amar a la naturaleza, a valorar nuestro ecosistema, a sentir la grandeza de la implicación, el beneficio de la perseverancia, el hacer labores que no solo benefician a uno y por lo tanto,  la dirección de los centros escolares y sus docentes serán recordados como las personas que en vez de mirar para otro lado, hicieron lo que se tenía que hacer y esa  es la mayor y más importante lección que un colegio puede transmitir.

«

Los planes para proteger el aire y el agua, lo salvaje y la vida silvestre, son de hecho planes para proteger al ser humano.

—Stewart Udall.       

«

Última oportunidad

Según la ONU, solo nos queda una década para ayudar.

Según la ONU, estamos ante la última década antes de que se descontrole el clima  de manera impredecible y que nuestros esfuerzos dejen de ser útiles.

Por lo tanto, tenemos 10 años, 3.650 días en los que podemos hacer muchisimas acciones y  la más importante de todas es enseñar a nuestros pequeños a cuidar de nuestro planeta de forma áctiva.

Herramienta didáctica

El Proyecto Escuela proporciona los recursos didácticos a los centros escolares para no crear más carga de trabajo a los docentes.

Este programa es un proyecto globalizado en el cual se proponen contenidos de diferentes materias y que cada docente podrá adaptar en función de la edad y características del alumnado.

Este proyecto convierte a cada estudiante en un poderoso colaborador en la lucha contra el cambio climático.

Nuestro objetivo es que cada niño y cada niña se sensibilice ante la necesidad de mejorar el planeta y se sienta una pieza clave de la solución, siendo ellos y ellas los que vayan a plantar un árbol.

Enseñamos a nuestros descendientes, de manera directa, la práctica responsable, el respeto por la biodiversidad y el consumo responsable a traves de las:

Ciencias de la naturaleza

Ciencias sociales

Lengua castellana

Matemáticas

Valores sociales y cívicos.